Las Propiedades y Beneficios Saludables de las Frutas y Verduras ...

Las frutas son una alternativa saludable para mantenerse en el peso , pero sobre todo aquellas bajas en calorías, que además de ayudarle a desintoxicar el organismo, aportan vitaminas y minerales. Se Pueden disfrutar como postre o sustituir alguna de las comidas con una ensalada de estas frutas. A media tarde, media mañana, una o varias de ellas son un sano tentenpie que se puede incorporar a su dieta diaria.

El plátano, los higos, las uvas, los caquis y la chirimoya son las cinco frutas que se consideran más energéticas. Muchas personas que siguen una dieta de adelgazamiento, o tienen diabetes, las evitan porque creen que contienen demasiados azúcares y calorías. El plátano aporta unas 90 calorías por cada 100 gramos, casi el doble que el resto. La chirimoya unas 80 calorías. Los caquis, las uvas y la granada, entre 60 y 65 calorías. Un plátano sin piel, pesa alrededor de 85 gramos, mientras que una manzana mediana pesa unos 170 gramos. Por tanto, las calorías que aportan ambas frutas son casi las mismas: entre 65 y 75 calorías. En su justa medida, todas las frutas pueden formar parte del plan de alimentación en caso de obesidad y de diabetes.

Las frutas que menos calóricas proporcionan:

La Fresa , que aporta 35 calorías cada 100 gramos. Es una fuente importante de vitamina A, C y E -los tres antioxidantes por excelencia-, lo que la convierte en un escudo contra enfermedades como cáncer, gota, artritis y anemia. Está indicada contra la hipertensión arterial y desempeña una función importante en la síntesis del colágeno.

La papaya, aporta 35 calorías cada 100 gramos. Además de ligera, contiene papaína, una enzima que ayuda a asimilar comidas abundantes en hidratos de carbono, proteínas y grasas, por lo que es un postre doblemente saludable en esas ocasiones. También conviene incorporarla como alimento constante en las dietas de quienes sufren de digestiónes pesadas.

El Melón, 100 gramos aportan 35 calorías. Es unas de las frutas más ligeras, rica en agua, con alto contenido de potasio y bajo en azúcares, lo que lo convierte en un alimento adecuado para hipertensos. Tiene propiedades diuréticas y depurativas por lo que también conviene en casos de retención de líquidos. Un par de rodajas de melón aportan 80% de la vitamina C que un adulto precisa al día, 30 por ciento del ácido fólico y 20 de la vitamina A. Sin embargo, conviene eliminar su consumo de las comidas principales y tomarlo sin compañía de otras frutas, ya que resulta indigesto para personas de estómagos delicados. 


Mandarina, 100 gramos poseen 40 calorías. Además de poseer vitamina C (aunque sólo un tercio que la naranja), es rica en fibra y vitaminas A, B1, B2, B3, B6 y C. Contiene hierro, potasio, calcio y fósforo, una buena dosis de magnesio y un alto contenido en bromo, que favorece el sueño por lo que puede ser un buen postre para la cena. Posee más contenido en agua que las naranjas y menor proporción de hidratos de carbono, lo que la hace ideal para las dietas.

Naranja, Aportan 44 calorías por 100 gramos Además de su riqueza en vitaminas, entre las que destaca la C, sales minerales y azúcares con propiedades beneficiosas, contiene también sustancias prebióticas a las que algunos estudios atribuyen un potencial preventivo para el cáncer de colon. A su vez, la vitamina C que posee la convierte en un aliado en la lucha contra los radicales libres por lo que evita los daños producidos por la oxidación ligada a las enfermedades cardiovasculares

Piña, 100 gramos aporta 40 calorías. Es rica en vitaminas C, B1, B6, ácido fólico y minerales como el potasio. Tiene propiedades diuréticas por lo que contribuye a la eliminación de toxinas por medio de la orina y previene el estreñimiento gracias a la gran cantidad de fibra que contiene. Una de las enzimas que posee es la bromelaína, eficaz antiinflamatorio, que a su vez actúa como sustitutivo de los jugos gástricos, mejora la digestión y combate los parásitos intestinales. También posee enzimas que ayudan a la digestión.

Otra alternativa nutritiva: Los frutos secos (almendras, piñones, nueces) y las frutas desecadas (damascos, ciruelas y uvas pasas) . Las frutas secas son ricas en proteínas, fibras, minerales como el hierro, calcio, zinc, cobre, fósforo, potasio y selenio, vitaminas como la E, B1 (tiamina), B2 (riboflavina) y B6 (piridoxina) además de aportar al organismo ácidos grasos insaturados (mono y poliinsaturados) los cuales previenen problemas cardiovasculares. Estos alimentos deberían ser consumidos diariamente por niños y jóvenes ya que los ayudan a realizar grandes esfuerzos intelectuales.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails